¿Qué Tarot debo elegir?

mainuser Sin categoría Leave a Comment

Hoy en día existen diversos mazos de Tarot pues, a través de su arte, ha sido desde una forma de expresar los conocimientos arquetipos que conforman la humanidad

Esta es una pregunta muy común en la mayoría de mis alumnos, en especial de quienes no han tenido nunca algún acercamiento a este maravilloso libro, enfrentándose al mito de que hay Tarots más fáciles o eficaces que otros o confundiendo otros métodos de cartomancia con la baraja del Tarot.

La visión de nuestra escuela es que el  tarot se convierte en una extensión de quien lo utiliza y más allá de un mazo de cartas, para nuestra mente es  un manual  simbólico que permite entender desde otra perspectiva  la percepción de nuestra realidad,  una herramienta para guiar la intervención de nuestras acciones; es importante escoger  aquel que  se adapte más  a nuestras necesidades y gustos.

La mayoría de los Tarots que tenemos a nuestro alcance están basados en los clásicos mazos del siglo XV de origen europeo, donde la historia del tarot toma forma pasando de ser simples cartas de juego de la corte italiana para  ir evolucionado a un método de conexión con la conciencia universal basado en tradiciones antiguas de la humanidad.  

Antes que nada debemos tomar en cuenta que un Tarot clásico del renacimiento europeo consta en su mayoría de 78 arcanos, 22 mayores  y 56 menores conformados por 4 palos los cuales son llamados de forma diferente según la región donde surge este juego de cartas;  algunas veces suele cambiar algunos números dependiendo si respetan más un orden cabalístico o una acomodación astrológica,    sin embargo,  un tarot funciona porque armoniza a través de símbolos  una estructura yaciente en cada una de las cartas con la representación del mismo ser humano. Sin importar el estilo del ilustrador, un tarot es, en esencia el libro de nuestra existencia.

La efectividad de un tarot está en la preparación del Tarotista, no en sus materiales ni en su tamaño, tampoco está en su valor comercial.  Que un mazo sea más preciso que otro depende de que el autor muestre en su obra una relación con nuestra propia visión del mundo, en otras palabras, que nos guste su arte y formas de expresar simbólicamente el arquetipo universal de cada carta. Por eso es importante comprometernos a estudiar el mazo que hayamos escogido e incluir en ese estudio elementos como el origen regional del mazo y la historia de su autor, para con ello entender mejor su cosmovisión de los Arcanos.

Un tarotista puede tener a su disposición diversos tarots para diversos tipos de clientes, hay personas que incluso dejan al propio cliente escoger el mazo que más le agrade de su colección para con ello ayudar a una mejor sincronización en la sesión. Pero al final es el tarotista el interprete de ese lenguaje universal, por ello debe adquirir el “diccionario” que le sea más fácil leer por que tiene su mismo estilo de definir los conceptos de la realidad.

No necesitas tener una colección de tarots para ser un gran tarotista, con que tengas un solo mazo activado, se adapte a tu personalidad, pensamiento  y forma de trabajo, podrás realizar lecturas  eficaces.  Lo importante es que no olvides que tu tarot será una extensión de tu mente y que tú formaras parte de su conocimiento   con cada tirada y con cada barajeo.

Te gusten los mágicos mazos históricos del siglo XV o las versiones más estandarizadas del siglo XX, recuerda que más allá de adquirir el “más fácil” o el que es el “más tradicional” tu tarot se convertirá en una extensión de tu mente por lo que reflejará tus gustos, ideologías y manera de ver el mundo, por eso es importante que tu primer mazo sea uno que realmente a ti te guste, tan único y especial como tú.

Atte.

Psi. Diego A. Palestin Guerra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *